Me paso de Mac a Windows después de 14 años

Cuando se es diseñador siempre existe el dilema si invertir en un Mac o un PC con Windows ya que en estos 2 sistemas operativos podemos instalar las aplicaciones de Adobe que casi monopolizan la industria del software gráfico, aunque es bueno recordar que con Linux encontramos alternativas para todos los programas sin pagar nada y de forma legal.

En esta publicación quiero darles a conocer mis experiencias en las 2 plataformas con muchos links para que sepas de que estoy hablando y quizás les pueda servir a la hora de decidir en su próxima compra.

Mi inicio con los MAC

Yo me inicié con Windows por que era lo más conocido y barato que podía costearme mi padre, conocí los Mac en la universidad, aunque teníamos solo un par para ver el funcionamiento y sinceramente el sistema operativo era bien feo (OS9) y poco personalizable. Esos tiempos (mediados de los 90) no fueron los mejores de Apple e incluso se hablaba mucho de una posible quiebra en la compañía.

Al tener Windows en esos años (un Acer Mate 486) se necesitaba tener un poco más de conocimientos básicos porque teníamos que formatear por lo menos una vez al año el PC para que siguiera funcionando de forma digna.

Al hacer la práctica profesional me encontré con los Mac nuevamente y agradecí meterme de vez en cuando en ellos cuando estudiaba, así que no llegué tan perdido.  Pasaron los años y trabajé un par de años utilizando solo Windows, pero al comenzar a trabajar en el lugar donde actualmente ejerzo como docente (año 2003) habían de los primeros iMac (de colores) con el sistema operativo 9 el mismo que siempre encontré feo, pero al año siguiente llegaron eMac con el nuevo OSX y mi visión de los Mac cambió por la sencillez y lo estable de este. Así que me decidí a dar el salto y me compré un iBook G3 y solo me dediqué a trabajar con él y no a formatearlos, abrirlos, ni comprarles piezas como lo hacía con Windows.  Pasé por el Mac Mini, iMac G5, MacBook White, MacBook Air y finalmente el MacBook Pro i5 de mediados del 2012, todos posteriormente vendidos a un precio razonable y en perfectas condiciones.

Mi último Mac

Mi experiencia con el MacBook Air fue súper buena, sobre todo por su peso y rapidez al encender debido a su disco SSD que aún no eran tan populares ese año 2010. El 2014 compré mi último Mac, el famoso MacBook Pro de 13’ i5 de 2,5 Ghz, y fue perfecto durante varios años, hasta cuando ya fue inevitable y tuve que ampliarle la memoria RAM de 4 a 8 GB (que era lo que recomendaba la propia Apple), lo hice yo por que los tornillos eran los comunes de cruz y no los otros extraños de forma de estrella. Pensaba además poner un disco sólido, cosa que me quitaría la unidad lectora de DVD pero no me importaba mucho por que ya no lo ocupaba y tengo otro lector externo, pero el precio era el que me detenía.

Razones para buscar renovación

Peso:  El primer factor que me hacia pensar en la renovación era el peso, los 2 kilos extras en mi mochila cada vez se hacían pesados de cargar y no podía llevar tantas cosas extras cuando me tocaba llevarlo conmigo.

Resolución de pantalla: Este Mac no tiene pantalla retina por lo que su resolución máxima sin conectar a otro monitor es de 1280×800 pxl. y cada vez se hacía más pequeñas, sobre todo si trabajas en web.

Compatibilidad: Hace 9 meses que estoy trabajando en un organismo público, ahí no tenemos Mac y cada vez que trabajaba un documento de Office y lo pasaba a Windows había que revisarlo para ver si no tenia cambios (perdiendo tiempo), cosa que en la mayoría de las veces pasaba y probé con Open Office y la versión de Microsoft para Mac de Office.

Rapidez: En un principio fue bastante rápido y la ampliación de la memoria RAM mejoró un poco pero tardaba más de 2 minutos en encender por completo, las actualizaciones del S.O. y las nuevas versiones de los programas gráficos siempre pedían más recursos del computador. Si bien tenia un procesador i5, era de las primeras generaciones porque había sido construido en el 2012.

Sistema Operativo: Su sistema operativo siempre ha sido estable (esto no quiere decir que nunca se me hubiese quedado pegado) pero no ha tenido mayores cambios en varios años, y en estos tiempos uno ya no está tan acostumbrado a usar algo de la misma forma por tantos años, sobre todo en tecnología, y para mi gusto me aburría un poco.

 

Por qué decidirme por Windows

Precio: El principal motivo es el precio. Por eso estaba constantemente mirando ofertas hasta que un día me encontré con una oferta que mejoraba un poco más de 40% el precio con un Mac de las mismas características. Así que pase de mirar MacBook de CL$1.400.000 a comprar un HP Spectre de CL$550.000

Velocidad: El procesador del HP es de una nueva generación, por lo tanto es más rápido, y su disco duro es SSD haciendo que el encendido y la apertura de las aplicaciones sea muy similar a una tablet. La memoria RAM del que compré es la recomendada (Se recomienda como mínimo unos 8GB de RAM). Con estas características para lo que necesito no debería necesitar un upgrade.

Más prestaciones: El computador HP que compré es convertible (touch), asi que puedo usarlo como una Wacom Cintiq, porque puedo dibujar sobre el computador con el lápiz sensible a la presión especial para este computador, aunque los expertos dicen que no es lo mismo que usar una Cintiq de Wacom.

Quizás te interese:  Revisión de la Tableta Huion HS64 edición especial

Al ser touch las aplicaciones como Illustrator, Indesign y Office se adaptan a versiones táctiles, siendo un beneficio extra y destacando a la versión táctil de InDesign la cual es muy parecida a “Comp” de Adobe para aplicaciones móviles.

Versiones táctiles de Adobe Illustrator y Adobe Indesign

Ventas de accesorios que ocupaba con el Macbook Pro

Vender el Mac a un precio que puedes considerar justo puede costar un poco por la gran oferta que existe del mismo computador, recordemos que ha sido uno de los  más exitosos de Apple, pero hay que tener paciencia y depende de como lo tengas y cuanto tenga de uso la batería (que es una de las cosas que más se consulta cuando quieren comprar un Mac usado).

El Mac lo entregué con un adaptador de mini display a VGA y tuve que vender los accesorios que ya no utilizaría como el teclado Apple USB, un Magic Mouse, una tabla Wacom Intuos, un lápiz Bamboo stylus Alpha y un lápiz Bamboo Sketch (todos de Wacom)… ah! y una funda nueva que había comprado hace poco por que el HP Spectre viene con su propia funda.

Las ventas me sirvieron para suplir la diferencia de precio entre lo que vendí el mac y el precio de lo que compré el convertible HP.

Ver más abajo lo que aún me falta por vender.

Recomendaciones

  • Si te compras un producto de Apple es conveniente guardar la boleta y su envase por que al momento de venderlo será una forma que te crean que es tuyo y no robado.
  • Mantenerlo en perfectas condiciones te servirá para venderlo a buen precio en comparación que lo harías con un PC con Windows.
  • Tener especial cuidado con el cargador, yo desde el primer momento le agregué un resorte de lápiz pasta en el cable ya que es una de las partes sensibles.

 

Lo bueno del MacBook Pro:

  • Una de las cosas que hecho de menos del MacBook es tener un indicador de batería que indique el nivel de cargar sin tener que encender el equipo (increíblemente hay muchos usuarios que no saben que su Mac tiene esta útil opción)
  • Lo ordenado de su sistema operativo.
  • Personalizar el modo que ves las ventanas y etiquetar con colores los archivos.

Lo Bueno del HP Spectre:

  • Su cable cargador es suficientemente grueso y de calidad para no andar preocupado de no estropearlo como lo que pasaba con el Mac.
  • El tamaño de su transformador es casi la mitad del tamaño del MacBook pro.
  • Viene con unos parlantes Bang & Olufsen que suenan bastante bien y si tienes que girarlo en modo tableta te funcionarán los altavoces de abajo.
  • La versatilidad que tienes al usarlo como tablet
  • Las personalizaciones de ciertas cosas de Windows 10 en comparación a OSX
  • El reconocimiento facial vía infrarrojos (lo que le permite reconocerte en total oscuridad y súper rápido) para desbloquear el equipo.

Lo malo de MacBook Pro:

  • Su peso, aunque está solucionado con los actuales.
  • Y esto último tiene la desventaja de su precio, cosa que siempre se han quejado los usuarios y como ejemplo podemos ver que los últimos Macbook Pro que Apple actualizó hace pocos días atrás están a un precio casi inaccesible y si pides el top de la gama deberás pagar alrededor de los 6 millones de pesos chilenos (8 mil euros).

Lo malo del HP Spectre:

  • La calidad de la cámara integrada es malísima, aunque la he probado con poca luz, no me dieron más ganas de seguir intentando más alternativas.
  • La retroiluminación del teclado no es la mejor al ser las teclas del mismo color del equipo, ya que con un poco de luz y encender el teclado no ves nada, solo funciona bien cuando estas en completa oscuridad.
  • En ciertos momentos encuentras muy desordenado Windows si estabas acostumbrado a Mac.
  • Me ha pasado un par de veces que al momento del reconocimiento facial después de activarse inmediatamente aparece la nueva pantalla azul de Windows.

Resumen

En estos momentos trabajar en un Mac o PC con Windows es prácticamente lo mismo, lo único que esta haciendo que la balanza se desnivele hacia un lado es que la diferencia de precios entre equipos con características iguales se dispara mucho.  Si quieres tener más estabilidad, seguridad y puedes pagar por un Mac no tienes para que pensarlo.

Y si quieres tener un buen equipo a un precio razonable, decídete por un buen PC con Windows.

Para que veas otras opiniones tienes aquí un par de ejemplos:

Windows 10 vs Mac OS X


Me quedó por vender del Mac

(si estas interesado en alguno, escríbeme en el formulario de abajo)



Deja una respuesta