El Cómic en Chile según revista del año 1987

Ya les he mostrado rescates de revistas impresas sobre diseño o cómic, y en esta ocasión les tengo un articulo de 2 hojas que apareció en la revista chilena Ercilla el 28 de enero de 1987, época en que el país aún estaba en dictadura militar y prácticamente lo único que veíamos al respecto eran publicaciones underground.
El texto que dejo a continuación es tal cual aparece en las hojas originales pero enriquecido con vínculos encontrando al final un documento PDF con las hojas originales y una versión diagramada nuevamente siguiendo el mismo diseño.


Splash! Bang! Pum! Ahhhg!

  • El universal lenguaje del “comics” ha entrado con fuerza a Chile.
  • Exposición demuestra cómo los jóvenes —y los mayores también— han adoptado la historieta como modo de expresión o comunión.

El estilo vanguardista del “comic” se emparenta directamente con la plástica de los últimos años. Una prueba de ello son las historietas de Karto.

Algunos adjudican el comienzo del comic (historietas) a los primeros códices de los aborígenes de las culturas avanzadas en América Latina pero a limpiar sus orígenes tienen más que ver con los medios de comunicación masivos. Desde fines el siglo pasado, los diarios y revistas incluyeron, en todo el mundo, tiras ( por lo general satíricas y políticas) y páginas de humor con dibujos. en la segunda mitad de este siglo dicha forma de expresión alcanzó su punto máximo.

Lenguaje eminentemente directo, la historieta ha ido poco a poco dejando atrás la aparente rigidez esquema, para llegar a ser, hoy por hoy, una forma más de arte.

Chile no se ha quedado atrás en la vanguardia del comic. Si bien es cierto que algunos países de Europa y Estados Unidos dieron los mayores pasos, América aporta nombres importantes a su lista de artistas, dibujantes y guionistas. En nuestro país, se repite la historia mundial: se comienza en los diarios, para seguir en las revistas especializadas. En la actualidad, si bien no existen publicaciones masivas que se dediquen a los personajes de historieta criollos (a excepción de Cucalón y Ogú, de Themo Lobos) han proliferado en el último tiempo las ediciones underground. Matucana, En Olagay, Sudacas y + Turbio, por nombrar algunas, son conocidas entre los seguidores del comics.

Y esos sí que han aumentado. Más que considerablemente.
De ser una especie de “vicio secreto”, compartido en pequeños grupos de amigos, la lectura de comics ha pasado a ser una llamativa afición. Jóvenes de todas las edades consumen con avidez las pocas revistas extranjeras que llegan. Pero el mercado se establece. Incluso en los últimos meses han aparecido librerías especializadas: Arriba las manos, por ejemplo a la entrada de Lira —, ha tenido más éxito del que vislumbraron sus dueños (entre ellos un historietista): se les agota el stock antes de que lleguen los refuerzos desde el extranjero.

Los jóvenes aún menores (adolescentes y preadolescentes) también se fanatizan. La estadística de la biblioteca del Centro Cultural para la Juventud de la municipalidad de Providencia, indica que los libros más pedidos por sus socios son las aventuras de Tin- Tin o las idas y venidas de Snoopy.

Entre Chile y Francia

Motivados justamente por ese rating, los organizadores del Centro Cultural decidieron llevar a efecto una exposición sobre el comic. No faltó la colaboración. Jorge Montealegre —poeta y guionista de historietas — les facilitó su incipiente trabajo sobre la historia del género en Chile: Luis Cecereu, profesor de la Universidad Católica, aportó conocimientos teóricos y dirigió charlas sobre la relación directa entre el cine y el comic (ambos lenguajes se influyeron notoriamente en las últimas dos décadas); el joven escultor Gerardo Grandón realizó un diaporama en el que se combina la imagen con la música pop. Hervi (Hernán Vidal), Themo Lobos y Nelson Soto, como parte de los consagrados, entregaron originales y compartieron sus experiencias con el público. Karto y Luis Oyarzún, de la generación vanguardista, presentaron trabajos y también compartieron con los asistentes. La nota exótica tampoco faltó: la única mujer historietista de quien se exponen tiras cómicas es una japonesa.

Quizás te interese:  Especial Tabletas Gráficas: Marcas de Tabletas

La muestra contemplo no sólo los paneles expositivos, sino también foros, videos y diaporamas. Una actividad intensa que a su organizador, Alejandro Arroyo, deja más que contento. “Nosotros suponíamos que iba a ser así, no sólo por el interés que ya habíamos detectado, sino porque el comic en sí es importante. Ha ayudado a ensanchar nuestros planteamientos como seres humanos.”

Otra de las razones que los llevaron a montar El arte de la historieta (como se llama la muestra abierta hasta fin de mes en Padre Mariano 156) fue la invitación recibida por Chile para participar en la Bienal del Comic en Francia.

“Cada oportunidad son invitados siete países, normalmente de Europa, junto con Estados Unidos. En otras ocasiones ha estado presente Argentina, pero ahora la invitación fue para Chile —comenta Arroyo — . Themo Lobos es el coordinador de la sala chilena y él viajará junto con los dibujos de los otros historietistas.”

La bienal se realizará en febrero y, posteriormente, el Instituto Chileno-Francés de Cultura presentará toda la muestra en Santiago.

El Metro en “comics”

Dentro de la presentación del Centro Cultural de la juventud llaman la atención al menos dos expositores: Rodolfo Gallegos y Karto. Diseñador uno, pintor el otro, ambos llegaron al lenguaje de la historieta y se han dedicado a profundizarlo.

Gallegos, como proyecto de título en el Instituto Profesional de Santiago (IPS), presentó un trabajo en el que propone “intervenir” algunas estaciones del Metro de Santiago con señalización tomada del lenguaje historietistico. Karto es el director de una revista underground y también el creador de los dibujos para la campaña de una gaseosa y las portadas pop de unos muy tradicionales cuadernos.

“Aunque por ahora pareciera estar en la producción marginal – explica Karto -, me interesa profundamente lo masivo. Me encantaría poder vivir de mis historietas.

Creo que iniciativas como la exposición ayudan a que este lenguaje se afirme en nuestro país.”

“Yo opino que hay una apertura con respecto a este lenguaje que, por lo demás, es universal y comprendido por todos dice Gallegos . Por mi parte, pienso seguir trabajando en el comic, pero sin dejar de lado la pintura. Me interesa la relación entre la historieta y el ambiente urbano. Por eso, aparte de este proyecto para el Metro, hemos elaborado una serie de ideas para los muros de Santiago. Claro que es difícil llevar a efecto realmente estos propósitos. En la muestra es posible ver la maqueta del trabajo de Gallegos para el tren subterráneo y un diaporama realizado por él para apoyar su tesis de grado. En cuanto a Karto, exhibe dibujos hechos para su revista.”
“Los comics, lo gráfico, es una imagen que anda en la calle, con la que estamos en contacto todos los días. Aquí y en cualquier parte. Gracias a ellos, el idioma no es necesario —se entusiasma Karto—. Los comics japoneses, por ejemplo. No sé lo que dicen, pero entiendo sus dibujos.”

Maria Eugenia Meza.


Deja una respuesta